Porqué fracasan las PYMES: causa del fracaso de las empresas

fracaso

Ya sabemos que comenzar una aventura empresarial es un riesgo. El 80% de las PYMES fracasa antes de cumplir los cinco años. De las empresas que sobreviven a esos cinco primeros años, la mitad fracasa antes de llegar a los 10 años de existencia.

Esto nos da un total del 90% de las empresas que fracasan en sus primeros 10 años de existencia.

El dato que no podemos proporcionar es el porcentaje de nuevas empresas que fracasan a pesar de no haber cometido errores de concepto o de gestión, porque son estas las empresas que nos interesan.

Si estás comenzando tu aventura empresarial te recomendamos leer este post acerca de por qué fracasan las empresas, para reducir al máximo los riesgos inherentes de formar una empresa.

Si no cometes los mismos errores que cometen la gran mayoría de empresas en sus primeros años, es posible que las posibilidades de triunfar aumenten hasta llegar a una situación de riesgo mínimo.

cuadro de mando de tesoreria

¿Porqué fracasan las empresas?

No es posible controlar absolutamente todos los factores implicados. Existen aquellos que se escapan a nuestro control, pero que deben tenerse en cuenta, fluctuaciones del mercado, crisis globales, nuevas tecnologías que hacen obsoletos nuestros productos o servicios, son factores difíciles de predecir pero que deberían tenerse en cuenta.

Aquí os presentamos algunas de las razones por las que fracasa una empresa en sus primeros años de vida, más allá de las circunstancias externas, que como hemos dicho deben tenerse en cuenta:

  • Seguir una idea sin saber como desarrollarla. Muchos emprendedores con una buena idea consideran que es lo único que importa para triunfar. Les falta profesionalización, por lo que en el mercado tan competitivo en el que vivimos no llegarán muy lejos.
  • No contar con el talento. Es imprescindible contar con profesionales especializados en cada responsabilidad de la empresa. La fuerza de una empresa se mide por la fortaleza de sus departamentos menos fuertes.
  • No hacer un estudio de mercado. Si no sabemos la situación del mercado de nuestro producto las posibilidades de triunfar se reducen muchísimo. Solo la suerte nos permitirá triunfar. Hay ideas que nos pueden parecer invencibles, pero un estudio del mercado potencial puede dar al traste con nuestra idea. Podemos encontrarnos con un mercado saturado o con la inexistencia de una demanda clara de nuestro producto o servicio. Si no hay demanda no habrá ventas o será muy difícil crear la necesidad sin una gran inversión en Marketing.
  • No invertir en Marketing. Nada se vende solo. No contar con la necesidad de invertir en marketing evitará que nuestra empresa tenga visibilidad. De nada sirve tener un gran producto si está escondido del interés público.
  • No contar con la suficiente financiación. Es necesario hacer una planificación contando con todas las inversiones necesarias. Dejarnos una sola de esas inversiones fuera de la planificación, o pensar que podremos auto-financiar nuestra empresa en un tiempo demasiado corto no sdejará fuera de juego antes de tiempo. Casi un 30% de las empresas fracasan por falta de fondos durante la fase de despegue.
  • No contar con un Cuadro de Mandos Integral. Podríamos también haberlo titulado “no contar con una gestión profesionalizada de la empresa”. La gestión de todos las variables que conforman una empresa es fundamental, sobre todo la financiera o de tesorería, que es al final lo que nos hará triunfar o fracasar. Un Cuadro de Mandos Integral o CMI es la herramienta elegida por las empresas para gestionar su empresa. Permite planificar y gestionar basándonos en datos reales y de forma visual, para poder evitar el fracaso por culpa de errores internos o externos. Recomendamos entender lo que es un CMI durante la fase de planificación. Nos permitirá tener una visión total de la empresa y de sus posibilidades. Si quieres saber mas prueba nuestra demo gratuita.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.